Sebastian Blake - Viggo Mortensen

Ir abajo

Sebastian Blake - Viggo Mortensen

Mensaje  Gaia el 18/12/10, 05:17 am

Sebastian Blake



Clan: Blake

Edad:
106 años (27 al morir, 79 como vampiro)

Ocupación:
Comerciante con el Nuevo Mundo, ex militar

Biografía:
Sebastian nació y creció en Inglaterra a fines del siglo XVIII, siendo reclutado en el ejército de la corona inglesa. Participó en la Batalla de Trafalgar, donde la flota inglesa al mando del almirante Horatio Nelson derrotó a la flota aliada de España y Francia al mano del vicealmirante francés Pierre Charles de Villeneuve. Tras este éxito de la campaña contra el imperio napoleónico, Sebastian fue asignado a la flota al mando del coronel William Carr Beresford, enviada al Virreinato del Río de la Plata para conquistar aquella colonia española. La primera invasión inglesa a la ciudad de Buenos Aires fue un éxito rotundo y pronto en la ciudad portuaria flameó la bandera británica. Durante la conquista, Sebastian había desarrollado una cierta empatía por los habitantes de la colonia, lo que había generado en su mente un desagrado profundo por la muerte. Aquella nueva renuencia matar debilitó los pilares de su filosofía de vida como soldado, y fue su perdición, ya que durante la reconquista liderada por Santiago de Liniers, Sebastian fue mortalmente herido y habría fallecido en las sucias calles de Buenos Aires si no hubiera sido llevado fuera del campo de batalla por un ser sobrenatural que se interesó en la vida del joven soldado. Sebastian se encontró siendo salvado de una muerte segura por un ser que se alimentó de su sangre hasta dejarlo aún más cerca de la muerte y el olvido, sin embargo pronto aquella criatura puso en su boca una herida abierta y el cálido líquido que fluyó en sus labios le dio algo muy distinto al olvido: la inmortalidad.

Renacido a una vida de tinieblas, Sebastian aprendió lo que significaba haberse convertido en un vampiro, tanto sus grandes poderes y virtudes, como la terrible maldición que significaba. El amor por la vida que había desarrollado en sus últimos días de vida era ahora una tortura para un ser maldito que debía vivir de la sangre de otros. Sin embargo, aprendió a superar el trauma y con el tiempo aceptó su condición. Con el tiempo y la experiencia, aprendió a alimentarse solo lo suficiente para no matar a su víctima, y en cuanto perfeccionó aquel control sobre su alimentación, no volvió a matar innecesariamente a otro ser humano.

Por mucho tiempo, Sebastian se rehusó a regresar a su patria, encontrando una nueva vida en Buenos Aires. Pero con el tiempo aprendió lo que significaba para un vampiro desarrolar empatía y cariño: el profundo dolor de ver a los seres amados envejecer y morir, o hasta enloquecer y odiar la naturaleza maldita del ser en que se había convertido. Durante mucho tiempo la idea de volver a Inglaterra estuvo en la mente de Sebastian como un simple pensamiento, hasta que en 1853 decidió concretar el viaje. Y entonces regresó al Viejo Mundo, encontrando su querida Londres cambiada por los años, y ningún rastro de su familia, todos fallecidos tiempo atrás. Aprovechó sus contactos con América para establecer una ruta comercial con la colonia ahora independizada desde hacía años.

Así, pronto encontró un lugar tanto entre la alta sociedad londinense como en la comunidad de vampiros, donde su apellido llamó la atención de un clan, entre cuyos miembros Sebastian encontró muchas respuestas al misterio de su origen. Descubrió que el vampiro que lo había transformado era un ancestro suyo de más de dos mil años de existencia, que vigilaba y protegía a su progenie humana y que, hasta donde se sabía, él era el único descendiente a quien le había otorgado la inmortalidad. Sin embargo, nadie conocía el paredero actual de dicho vampiro, Marcus Blake, pero entre los miembros de su clan londinense, Sebastian encontró un lugar, aunque procuró mantener sus actividades con cierta independencia, lo que en ausencia del líder no resultaba complicado. Aceptó de inmediato los términos del Tratado de Rumania, ya que no significaban ningún cambio en sus ya establecidos principios. Aquel amor por la vida humana le ganó el desprecio de muchos vampiros, pero Sebastian siempre se mantuvo fiel a sus ideales... al menos hasta ahora.

Imagen:
Viggo Mortensen

Dueño:
RemyBlas

avatar
Gaia
Mecenas

Mensajes : 275
Fecha de inscripción : 03/09/2010
Años: : 32
Localización : Vigo

Ver perfil de usuario http://lightofdarknessrpg.el-foro.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.