Lord Ruthven - Julian McMahon

Ir abajo

Lord Ruthven - Julian McMahon

Mensaje  Gaia el 17/12/10, 12:26 am

Lord Ruthven
Lord George Gordon Byron, sexto baron de Byron


Clan: Byron

Edad:
97 años (36 al morir, 61 como vampiro)

Ocupación:
Baron de la familia noble Byron, escritor, poeta

Biografía:

Fue hijo del capitán John "Mad Jack" Byron (quinto lord Byron de la familia), y de la segunda esposa de éste, lady Catherine Gordon. Su padre falleció en 1791 (a los tres años de vida de George) en Francia, en una pequeña residencia propiedad de su hermana, a donde había huido tiempo atrás de sus acreedores y del terrible temperamento de su esposa. En su estancia allí, el padre había mantenido a varias amantes y derrochó a su antojo lo que le quedaba del dinero de la familia. Así, a esa edad y en compañía de su madre en Aberdeen, George heredó de su progenitor poco más que deudas y los gastos de su funeral. No obstante, si la herencia material del padre fue poco más que un disgusto para el hijo, no se puede decir lo mismo de la herencia espiritual, pues el joven conservaría su amor por la belleza, el culto a la galantería, y su inclinación hacia la vida licenciosa. De su madre, en cambio, heredaría el cariño que ésta le ofreció, su dulzura, pero también su atroz
temperamento.

George nació con una pequeña deformidad en el pie derecho. Era patihendido, significando esto que sus dedos en el pie estaban vueltos hacia dentro. Por este problema, su padre dijo que jamás llegaría a andar. Pero el pequeño Byron, quien tuvo que calzar un zapato ortopédico durante toda su infancia, se rebeló a la creencia del padre, y aprendió a correr antes que a caminar. En el futuro, al alcanzar la juventud, sus maneras y modales le servirían para disimular su cojera, haciéndola parecer un caminar excéntrico a la vez que distinguido. Tuvo que soportar muchas burlas y rechazos por su deformidad, pero aprendió con el tiempo a defenderse bajo la máxima de que "cuando un miembro se debilita siempre hay otro que lo compensa". Palabras a las que en su vida siempre haría honor.

Cuando cumplía la edad de nueve años, su madre lo puso en manos de una joven institutriz y enfermera escocesa apodada Mary Gray, quien lo inició en la lectura de la Biblia y en el sexo, ya que en aquel entonces, y pese a lo breve de su edad, tuvo sus primeras relaciones sexuales con ella.

Debido al fallecimiento de su tío abuelo William Byron, quinto Lord Byron, se le reconoció su aristocracia, y aunque nunca le tuvo excesivo aprecioal título que le correspondía, la experiencia le hizo ampliar sus horizontes, y creyó crecer de golpe al imaginarse en un futuro en la Cámara de los Lores.

El pequeño Byron fue enviado al colegio del doctor Glennie, en Dulwich. Allí sus estudios se vieron interrumpidos constantemente por las manías de su afectada madre, quien continuamente interrumpía su estancia para llevarlo consigo durante largos periodos de tiempo. Pero en 1801, gracias en parte a una pensión de trescientas libras que había recibido la madre del joven por parte del rey, Byron fue admitido en Harrow, donde completaría sus estudios primarios. En 1805 se trasladó a la universidad de Cambridge. Aquí, además de ser un brillante estudiante, destacaría por sus trajes extravagantes y su vida licenciosa y despilfarradora. Fue muy aficionado a escribir versos ya en esta época, y aprendió boxeo y esgrima. Dejaría la universidad por falta de dinero y se mudaría a la calle Picadilly 16 de Londres, en donde fue amante de una prostituta. Luego, ya sin dinero, volvería con su madre a Southwell y se dedicaría en cuerpo y alma a la poesía.

A partir de 1816, comenzaría una suerte de viajes por casi toda Europa que no acabarían hasta su muerte. En ese año se trasladó a Suiza y estuvo viviendo algún tiempo junto a Percy Shelley, Mary Shelley y su médico personal (Byron fue muy propenso a las enfermedades y fue otra de las causas de sus depresiones), John William Polidori. En una tormentosa noche de verano se reunieron los cuatro en Villa Diodati, propiedad de Byron, y decidieron escribir relatos de terror dignos de aquella noche lúgubre. Inspirados ambos en la personalidad de Byron, Mary Shelley escribió Frankenstein y Polidori su relato El Vampiro.

Desde 1817 hasta 1822 estuvo viajando por Italia, donde tuvo incontables aventuras románticas y sexuales. Durante su estadía en Venecia, según fanfarroneaba, tuvo 250 relaciones sexuales con mujeres. En marzo de 1823 lo designaron miembro del Comité de Londres para la independencia de Grecia, marchando allí en 1824 desde Génova en la goleta Hercules para luchar por la independencia del país, entonces parte del imperio otomano. Allí escribió su última composición A mis treinta y seis años. Fue recibido como un héroe por los griegos, quienes querían hacerlo comandante.

El 10 de abril sufrió un ataque epiléptico y enfermó gravemente. Los médicos le prescribieron unas sangrías, a lo que él se negó. Días después, extenuado por la enfermedad y llamándolos asesinos, permitió a los médicos sacarle toda la sangre que desearan. Murió el día 19 de abril en Missolonghi, sin haber cumplido su sueño de independencia griega. Su cuerpo fue trasladado y enterrado en la Iglesia de Santa María Magdalena de Hucknall, Nottinghamshire, junto a su madre.

Tiempo después, testigos afirmaron haber visto a Lord Byron pasearse por ciertas aldeas rurales, rumores que fueron rápidamente descartados y
olvidados. Durante los siguientes años, ocasionalmente surgían nuevos relatos acerca de avistamientos del fallecido baron en distintas ciudades europeas. Eventualmente fue olvidado, hasta que a fines de la década de 1870, llegó a Londres un tal Lord Ruthven, afirmando ser nieto del baron George Gordon Byron, siendo hijo de la hija ilegítima de este, Allegra, nacida de la relación con Claire Clairmont, hermanastra de Mary Shelley, quién se creía que había fallecido en 1822 a sus cinco años. Según el relato de Lord Ruthven, Allegra no había muerto, sino que George Byron le había pagado un traslado a Suiza, donde había crecido, se había casado y había tenido un hijo: Lord Ruthven, a quien se le reconoció entonces en Londres, en 1880, su título aristocrático.

La identidad de Lord Ruthven, por supuesto, era una cínica farsa creada por el mismo Lord Byron, tomando el nombre que Polidori le había dado al protagonista, inspirado en el mismo Byron, de su relato El Vampiro, puesto que eso era precisamente en lo que él se había convertido.
Aunque ante la aristocracia londinense Lord Ruthven es un noble muy popular entre las damas, entre la comunidad vampírica su nombre es
famoso y respetado, incluso temido por su impredecible caracter impulsivo y hedonista de una manera cruel y sádica. Afirma respetar el tratado rumano, sin embargo entre sus cercanos, sus fatales deslices con conocidos, algo que no se molesta mucho en disimular, ya que no demuestra ningún temor ante nadie, humano o vampiro, y no teme las consecuencias de sus acciones.


Imágen:
Julian McMahon


Dueño:
RemyBlas
avatar
Gaia
Mecenas

Mensajes : 275
Fecha de inscripción : 03/09/2010
Años: : 32
Localización : Vigo

Ver perfil de usuario http://lightofdarknessrpg.el-foro.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.